Menu

Proceso Extrusion

La extrusión es un proceso por compresión en el cual el metal de trabajo es forzado a fluir a través de la abertura de un dado para darle forma a su sección transversal. Ejemplos de este proceso son secciones huecas, como tubos, y una variedad de formas en la sección transversal.

Los tipos de extrusión dependen básicamente de la geometría y del material a procesar. Existe el proceso de extrusión directa, extrusión indirecta, y para ambos casos la extrusión en caliente para metales (a alta temperatura). En la extrusión directa, se deposita en un recipiente un lingote en bruto llamado tocho, que será comprimido por un pistón, al ser comprimido, el material se forzará a fluir por el otro extremo adoptando la forma que tenga la geometría del dado.

Ventajas:

·         No fricción entre el contenedor y la barra, reduciendo la fuerza requerida. Esta finalmente permite mayores                 velocidades, proporciones de la reducción más altas y menores temperaturas de la barra.

·         Usualmente la ductilidad del material disminuye cuando altas presiones son aplicadas.

·         Largas barras y largas secciones transversales pueden ser extruidas.